CTR, CPC, PPC, CPM, CR, CPO, CPA, DSP, DBM ah no, ya no, ahora DV360, SA360, DMP, CDP, GA360 y así podría seguir unas cuantas líneas más… ¿te has enterado de algo? Yo en algunas todavía patino… y todo era chino mandarín hace dos años. Te voy a contar mi historia, la historia de una publicista perdida entre acrónimos de marketing online.

El marketing online es como el amor, está en el aire

“Love is in the air”, cantaba John Paul Young, “everywhere I look around”. Sí, por donde quiera que miro. Con el marketing online pasa igual, está por todo. Abres LinkedIn y si no has montado tres WordPress sincronizados con Google Analytics e implementado diecisiete business manager de Facebook pareces gilipollas. Yo soy de Murcia pero no soy tontica. Puedo con esto y mucho más. Así que me lancé.

Hace 2 años entré a trabajar en una hotelera (la verdad parece un siglo con todo esto del COVID). En el departamento de eCommerce. Ahí estaba yo, sin experiencia en este sector, desde mi esquina, agazapada, revisando rutinariamente los precios de los productos en las campañas de la web. Es decir, comparándolos con un excel interminable. Vamos, un trabajo de esos loco y emocionante por el que cualquiera de vosotros pagaría por disfrutar. A ver, que no se me malinterprete, era un trabajo y yo estaba agradecida de la muerte pero no era algo que me enriqueciera profesionalmente ni para lo que me había formado. Yo lo disfrutaba a mi manera pero siempre llegaban a mis oídos esas siglas mágicas: “CPC”, “CR”, “CPO, hostia, se ha disparado el CPO” (aquí parecía el fin del mundo), “chicos, se cae el CR, hay que revisar el FUNNEL”. Brutal. 

¿Sois conscientes como suena esto cuando vienes de Cieza? Reíros de Tesla y SpaceX. Miras a esos extraños seres con ese vocabulario y no ves compañeros. Ves astronautas que se van a subir al Apolo XIII. Esta peña se sube a su portátil y trae pasta. Ganan dinero a cascoporro. Y mi padre deslomándose en la Ferretería. Lo entendéis, ¿no? Tenía que entrar en ese mundo. Era EL mundo. Así que, apliqué. “SEM Specialist”, rezaba la oferta. Y me aceptaron. 

“Marketing is in the air, every sight and every sound”.

Publiconversa

Ahora soy una “publiconversa”. Me he vendido al marketing online, a los acrónimos ininteligibles. Me he convertido a su religión. Estoy como responsable de SEM, responsable de más inversión que el presupuesto del Real Murcia.   Hablo de pasta, muevo pasta, invierto pasta, gano pasta. Menos en mi casa, que la única pasta que toco es la de los spaguetti. Soy una máquina de hacer negocios para otros. Dos años trepidantes fuera, absolutamente fuera de mi zona de confort en los cuales, eso sí, he aprendido más que en cualquier máster o plan de estudios convencional. Ya te digo. En DDM (el departamento es “Data & Digital Media” pero ¿cómo no íbamos a inventarnos una sigla más?), mi equipo, el equipo de search, siempre está ideando, pensando, replanteando los cimientos y buscando mil maneras de cómo mejorar aquí o allá, es el mejor de los mejores aprendizajes. “Best-in-class” creo que se dice en plan moderno. 

Un año trabajando con agencias tradicionales, revisando las cuentas y luego, el salto definitivo, pasar de un modelo de agencia tradicional a un modelo de conocimiento interno, mano a mano con la que probablemente sea la mejor agencia de SEM del mundo y obteniendo unos resultados que pondrían nerviosos hasta a los más fanáticos de las criptomonedas. ¿Resultados? Espera, vamos a verlos con el modelo de atribución interno porque Google barre para casa, espera que quizá estemos canibalizando SEO y se pueda optimizar. Espera, que quizás subiendo las pujas para determinadas audiencias tengamos visibilidad sobre clientes recurrentes… Espera… espera…

¿Qué puñetas hago yo aquí si estudié publicidad?

Conclusión

Si lees esto probablemente me conozcas. Pueden pasar dos cosas: 

Uno, que me conozcas desde antes de ser “publiconversa” y lo estés flipando muy fuerte. Ya. Yo echo la vista hacia atrás y me pasa igual. Dos años pasan en un suspiro y es que a día de hoy creo que no soy consciente de todo lo aprendido y sobre todo, la suerte que he tenido de caer dentro del equipo de grandes profesionales con los que comparto este camino.

O dos, que me conozcas desde mi publiconversión y que estés descubriendo que hablo raro porque soy de Murcia. No es que yo hable un panocho muy cerrado pero zagales, si supieráis el trabalenguas que son todas esas siglas…

En cualquier caso y aunque simplemente hayas llegado hasta aquí por algún inexplicable azar del destino, si no eres uno de esos astronautas en plan rey Midas y te has sentido identificado en mayor o menor medida sólo quiero desearte una feliz Navidad y animarte a salir de tu zona de confort (parece que la cosa se pone fea). El marketing online va a ir creciendo todavía más, consolidándose para las empresas medianas y pequeñas que se apoyaban en distribuidores o intermediadores con el cliente final. O quizás no. Es sólo mi opinión pero en cualquier caso, acabes dónde acabes, todo tiene pinta de que va a cambiar y por muy complicado que te parezca, la clave de tu éxito será la gente que te acompañe en el proceso. Un jefe líder y unos compañeros que te obliguen a levantarte cuando te rindes, que te aprieten cuando tienen que apretarte y ojo que suele ser bastante a menudo. Vamos, cuando puedes dar más de ti. Que te calmen cuando vas más rápido de lo que toca y te digan “espera, esto tienes que entenderlo, es importante, tienes que masticarlo bien”, que te quiten la tontería cuándo crees que ya lo sabes todo o que cuándo crees que no sabes nada te hagan mirar hacía atrás y te digan: “mira, mira todo lo que has conseguido en este tiempo”. 

Es por todo esto que este artículo no es más que mi regalo de Navidad a todo mi equipo de Barceló en eCommerce. Al equipo de Data & Digital Media. Un regalo sincero y agradecido para daros las gracias por haberme ayudado y acompañado en mi proceso de publiconversión. Toni, Alberto, Alexía, Johanna, Rubén, José, Eric, Alejandro y Veronika. 

¡Feliz Navidad equipo!

P.D.

Eternamente agradecida, Toni Conde, por tus horas y dedicación en hacerme sentar las bases y entender SEM. Eres líder puro con una visión sobresaliente de negocio. Y no solo en lo profesional, que te admiro muchísimo, también en lo personal. Ahí queda una buena amistad.  

Ion, si lees esto, que no es nada más que una confesión, que sepas que eres un astronauta de esos al igual que todo el increíble equipo de G&N. Eres muy grande (no me estoy refiriendo a tus más de 2m de humano!)

Alberto Rodríguez, sin ti, esta publiconversa no hubiera llegado a ná. Santa paciencia tuviste y sigues teniendo conmigo. Y no solo paciencia. Infinita tu dedicación durante todo el proceso, ojo que todavía no ha terminado. Eres otro de los grandes, admiración tanto en lo profesional como por como eres. Y juntos, hemos creado uno de las mejores equipos junto a Alexía Gavriil. Nuestra Casa Search. ¡Viva la Casa Search!