A la gestión no escapa nadie. Y según como se lleve a cabo esta gestión, los individuos pueden enriquecerse y crecer profesional y personalmente en su trabajo (prometemos que sí, sí se puede, yes we can) o pueden acabar más quemados que la pipa de un indio.

Las personas pueden encontrar un propósito en el trabajo en sí para el que fueron contratados, o aunque hayan mecanizado parte de ése trabajo inicial, pueden aprender mucho de tareas concretas para llevar a cabo su trabajo o de las interacciones y relaciones que establecen con colegas y proveedores o incluso del propósito de la organización. Es decir, se definen cuatro dimensiones principales para encontrar un propósito en un trabajo y percibir que éste nos enriquece y nos hace crecer a nivel personal y profesional. El cruce de las cuatro dimensiones produce un propósito holístico del trabajo que debería ser el objetivo de cualquier gestor.

Las cuatro dimensiones definidas son:

  1. Lo que nos aporta el trabajo en sí para el que hemos sido contratados y por el que respondemos.
  2. Lo que nos aportan las tareas concretas necesarias para llevar a cabo ese trabajo.
  3. Lo que nos aportan las relaciones con otros (colegas, proveedores, entorno).
  4. Lo que nos aporta el propósito de la organización o el fin último de la empresa (empresas con misión y visión).

Seguramente, hasta ahora, os hayan descrito el significado o el propósito de un trabajo en términos de solo uno de los cuatro elementos, según el MIT el propósito tiene robustez cuando está presente más de uno de estos elementos en el trabajo, y la pera limonera ya es si estos cuatro elementos se combinan (en mayor o menor medida), entonces se consigue un significado, un propósito holístico del trabajo que desempeñamos. Vamos, se genera ese trabajo en el que nos sentimos bien, a gusto, totalmente vinculados e implicados con la empresa y, por supuesto, creemos que lo que hacemos tiene sentido.

Después del Dato - MIT - Visión holística del trabajo enriquecedor

Después del Dato – MIT – Visión holística del trabajo enriquecedor